logo descorcha
Search
Close this search box.
Vuelve atrás

¿Sabías de qué se hace el whisky?

¿De qué se hace el whisky? - Descorcha
Descorcha
Descorcha

El whisky es un destilado que proviene de la malta (cereales tostados), la cual es fermentada, pasada por alambiques y, posteriormente, se envejece en barriles. Si quieres conocer a profundidad de qué se hace el whisky (el escocés o scotch) y bourbon sigue leyendo. Esta bebida se elabora a partir de destilar un grano de cereal, que es el ingrediente principal del whisky.

Aunque la forma de elaborarlo es similar entre unas destilerías y otras, hay algunas variantes que influyen en el sabor. Sin embargo, el cereal es la primera decisión a tomar cuando se quiere hacer whisky, y la más importante.

¿De dónde viene el whisky?

El whisky es una aguardiente de grano hecha a partir de la destilación de la malta de cereales como centeno, cebada, trigo e, incluso, maíz. En general para su fabricación se mezcla agua con cebada, esta preparación se fermenta, y posteriormente, se añeja durante al menos unos tres años.

El whisky irlandés se elabora con cebada, pasa por un proceso de triple destilación y debido a que tiene denominación de origen, nos referimos a él como “whiskey”. Se le agregan cereales como el trigo, el centeno y la avena y se deja envejecer en barriles de jerez.

El whisky americano o rye comenzó a ser elaborado por emigrantes irlandeses que utilizaban centeno en gran parte de su preparación y, en menor proporción, maíz. También hay uno en que se invierten las proporciones y se llama corn.

El bourbon fue el último en aparecer entre los whiskies americanos vigentes y este también se elabora a partir del maíz, pero se deja envejecer en barricas nuevas quemadas previamente, lo que resulta en un whisky más aromático, delicado y dulce.

Ingredientes para la elaboración del whisky

Así como el ron y el vodka, el whisky es una bebida destilada, sin embargo, hay diferencias en el sabor, lo que se atribuye principalmente a los ingredientes del whisky, ya que este se hace a partir de destilar un grano de cereal. Ese es el ingrediente principal del whisky.

¿De qué está hecho el whisky?

Los principales ingredientes para la elaboración del whisky son:

  • Agua
  • Cereales
  • Levadura

Ten en cuenta que tanto la calidad del agua como el tipo de cereal utilizado, influirá en el carácter del whisky. El tipo de cereal utilizado determina en gran medida el tipo de whisky del que se trata.

Principales cereales con los que se hace el whisky

La elección del cereal no es simplemente cuestión de gustos. En algunos sitios, se exige elegir un tipo en específico para adquirir una certificación. Los cereales utilizados pueden ser:

  • Cebada
  • Maíz
  • Trigo
  • Centeno
  • Avena

¿Cómo se hace el whisky? Proceso de elaboración del whisky de malta

Es precisamente por la diferencia de ingredientes que se pueden extraer varios tipos de whisky. Por ejemplo el whisky escocés, que es considerado como el rey y el más popular, también se le conoce como scotch y proviene de la selección fina de malta. Además de que su proceso de extracción es estricto pues pasa por un proceso de doble destilado y el alambique es escogido con cuidado.

  1. Malteado

La cebada se sumerge en agua y a continuación se extiende en la base de malteado con objeto de que germine. Una vez que le han salido brotes se cuece en un horno para que la cebada se seque antes de molerla.

Luego, el grano se rompe en un molinillo para facilitar la extracción de los azúcares en el proceso de empastado, que consiste en juntar en un tanque el grano con el agua a una temperatura que puede oscilar entre 60ºC y 80ºC . Esto da lugar a un líquido azucarado denominado “mosto”. Esta es la base para el alcohol.

2. Fermentación

Ahora es importante dejar enfriar el mosto, ya que a una alta temperatura la levadura se estresaría, moriría y sin ella sería imposible la fermentación. El mosto líquido se traslada a unas cubas grandes llamadas tinajas o recipientes de fermentación en madera o acero inoxidable. A continuación se añade la levadura y se deja fermentar el líquido para que los azúcares del mosto se transformen en alcohol.

3. Destilación

Después de varios días los microorganismos han hecho su trabajo y han transformado el azúcar en alcohol; ahora solo falta destilarlo y para ello hay que hervir el mosto fermentado en dos alambiques de cobre. Sólo se recoge la parte del licor con una calidad suprema y se vierte en barricas de roble para dejarlo madurar. El resto se extrae con sifón y se vuelve a destilar.

4. Envasado y maduración o envejecimiento

El whisky pasa al proceso para ser madurado durante al menos tres años en barricas de roble. Antes de haber sido llenadas con whisky, las barricas pueden haber contenido jerez, oporto, whisky o cerveza, que junto con el roble, influyen en el sabor. Si en la etiqueta del whisky mezclado se indica una edad, será la del whisky más joven de la mezcla.

Degustar el whisky

Ahora que sabes de qué se hace el whisky, debes saber que, si bien existe gran variedad de cócteles, beberlo por sí solo es la mejor opción para degustar.

El whisky escocés es uno de los pequeños placeres de la vida. No importa si eres un experto en esta bebida o si nunca la has probado, no hay nada como una buena cata de whisky. Por eso queremos contarte algunos consejos para disfrutar de esta bebida alcohólica.

  1. Vertido: Sirve tu whisky solo o con unas gotas de agua de manantial, no lo mezcles con agua del grifo u otro tipo de refrescos. Para disfrutar de su aroma y sabor, el whisky de malta debe diluirse con agua de manantial (entre uno y dos tercios de la cantidad de whisky). El agua de manantial embotellada y sin gas es perfecta para ello.
  2. Observación: Sujeta el vaso frente un fondo neutro y observa el color. El color del whisky escocés varía entre los tonos dorados claros y el ámbar y el ocre oscuro, dependiendo de la madera de la barrica en la que se deja envejecer y la duración de este proceso.
  3. Girar: Haz girar el vaso para que su interior se humedezca con el whisky y fíjate en las rayas que recorren el cristal. Cuanto más rápido corran, más ligera y joven será la malta. Si las rayas tardan más tiempo en formarse, se mueven lentamente y parecen algo más gruesas, lo más probable es que la malta sea más vieja.
  4. Oler: Mantén la nariz cerca del vaso e inhala brevemente y varias veces. Repite este paso, aleja el vaso y vuelve a acercarlo a tu nariz. Abre ligeramente la boca e inhala para detectar el aroma. ¿A qué huele? ¿Frutas y flores, algas o una hoguera? Por muy inesperados que sean los aromas, no hay una respuesta correcta.
  5. Degustar: Toma un sorbo, después diluye el whisky con la mitad de agua y repite el paso. Inhala y exhala mientras mueves el whisky en tu boca; intenta captar los sabores que oliste anteriormente. Piensa en cómo se siente el whisky en tu boca. ¿Es suave, seco, almibarado o te produce un cosquilleo? Prueba otros whiskies y repite estos mismos pasos para encontrar tu favorito.

Licor de whisky

Ahora que ya conoces de qué está hecho el whisky, aquí tienes una lista de los cócteles más conocidos hechos con whisky:

  • Whisky Sour
  • Manhattan
  • Boulevardier
  • Black Jack
  • Esquire
  • Café Irlandés
  • Rob Roy
  • Mint Julep
  • Old Fashioned
  • John Collins

Y tú, ¿qué tipo de whisky prefieres? Si quieres comprar whisky, aquí te recomendamos tres de los más vendidos:

  1. Whisky Ole Smoky Moonshine Charred
  2. Whisky Ole Smoky Mango Habanero
  3. Whisky Ole Smoky Charred Honey
Scroll to Top